© 1997-2018  Logia Lluis Vives nº 37 - GLSE -

Ideas y principios de la Francmasonería

Cuando se habla de Masonería, la idea que siempre surge es la de que está compuesta exclusivamente por hombres. Sin embargo, la primera mujer fue iniciada en 1882. Cuando en 1723, James Anderson escribía las Constituciones, donde se narran los principios y las leyendas y mitos históricos de la Masonería, en ningún momento excluye a la mujer de su pertenencia a ella. Simplemente no la nombra. Dice: "… los individuos admitidos como miembros de una Logia han de ser honrados, de buenas costumbre, libres, de edad discretamente madura, sin tacha de inmoralidad ni mal ejemplo". El uso de la palabra "individuo" puede dar lugar a que sea hombre o mujer, al igual que el uso de "persona". Sin embargo, en la Masonería que depende de la corriente inglesa, se especifica que: "… la Gran Logia, y las Logias de su jurisdicción, no podrán aceptar más que a hombres libres y respetables…". La exclusión de la mujer se basa en motivos estrictamente sociales, dado que la mujer – en 1723 – no es un ser (o individuo) libre, puesto que depende del padre o del marido.

 

Otra condición para ser Masón en la Masonería Regular, es la de ser "creyente". El punto 2 de las reglas de la Masonería Regular dice "la creencia en Dios, Gran Arquitecto del Universo, será una condición necesaria e imperativa para la admisión de sus miembros". Toda aquella obediencia masónica que cumple, entre otras, con estas reglas, - creencia en Dios y exclusión de la mujer – es llamada por las que no lo somos, "anglosajona", "regular" o "dogmática".

Sin embargo, en 1877 hay una ruptura entre la Gran Logia de Inglaterra y el Gran Oriente de Francia, ya que estos últimos abogan por la "no obligatoriedad de la creencia en un Dios revelado", dando  paso a la creación de la "Masonería Liberal" o "Laica" o "Adogmática". Hay que señalar, que ser masón de esta masonería laica, no obliga a ser ateo, sino que solamente no es preceptiva la creencia en Dios.



Como hemos mencionado anteriormente, el 14 de enero de 1882 es iniciada María Deraismes, y ella, junto a Georges Martin, crean en 1893 la "Federación Mixta Universal del Derecho Humano", dando comienzo a la integración de la mujer como miembro de pleno derecho en la Masonería.
Así pues, a la Masonería, en la que hombre y mujer están en igualdad de condiciones y cada persona cree en su Dios, tenga éste el nombre que tenga, o no crea en ninguno, se le conoce como Masonería Adogmática o Liberal.

La Gran Logia Simbólica Española (GLSE) pertenece a este grupo, que cada día, en el ámbito mundial, es cada vez mayor. Las Logias, en el seno de la GLSE, tienen la triple opción de constituirse como Masculinas, Femeninas o Mixtas. La R.·. L.·. Lluís Vives eligió, desde su fundación, constituirse como Logia Mixta, pues sólo trabajando conjuntamente hombres y mujeres se tiene un concepto global de la Humanidad y se hace efectiva la Igualdad.

 

Fuentes consultadas:
Climen Terrer, F. (1988) La constitución de 1723, proyectada por J.Anderson. Barcelona: Editorial Alta Fulla.
O.·.M.·.M.·.I.·. Le Droit Humain – El Derecho Humano (1996) ¿Qué es la Masonería?Madrid, web de la  G.·.L.·.E.·.

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • Icono social de YouTube
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now